Marzo: "Contigo Jesús cargo mi cruz y te sigo"

Contacto y Ubicación

Enlaces de Interés

Diócesis de Carabayllo celebra su XXIV Semana Pastoral Diocesana

Del 17 al 21 de febrero recién pasados, la Diócesis de Carabayllo llevó a cabo su tradicional Semana Pastoral Diocesana que en este año alcanzó su decimocuarta celebración consecutiva. Como todos los años, el objetivo fue presentar el plan pastoral 2020 que este año se trabajó bajo el lema “Recuerda con gratitud el pasado, vive con pasión el presente, y ábrete con confianza al futuro”.

Como siempre, el Colegio “Presentación de María” en Comas abrió sus puertas para todo el pueblo de Dios de Lima Norte y esta vez, fuimos bendecidos con la presencia de cuatro Obispos como ponentes: su Eminencia Monseñor Pedro Barreto, su Excelencia Monseñor Nicola Girasoli, Nuncio Apostólico en el Perú, su Excelencia Monseñor Carlos Castillo Mattasoglio, Arzobispo de Lima y Monseñor José Ríos.

Es importante subrayar que esta fiesta diocesana se celebró días después de que Su Santidad el Papa Francisco publicara su exhortación extra sinodal “Querida Amazonia”. De esa cuenta, las intervenciones de los prelados estuvieron relacionadas con la importancia de cuidar la Casa Común en consonancia con la sabiduría del Santo Padre.

El lunes 17 tomó la palabra su Eminencia Monseñor Pedro Barreto, quien con la ponencia titulada “Hitos de la realidad en la historia del Perú” estableció las bases históricas de las desigualdades que viven los más vulnerables en el país y pero también destacó los aportes de la Iglesia en el desarrollo del país. Y al recordar con gratitud el pasado, el Obispo nos exhortó a soñar con una Amazonía (entendida como la realidad que todos vivimos día con día) que luche por los derechos de todas las personas para que gocemos de una vida digna.

Al día siguiente, el martes 18, Monseñor Nicola Girasoli, nuncio Apostólico en Perú, con su disertación titulada “Reconciliación y unidad nacional: Tarea de la Iglesia”, nos invitó a alejarnos de una institución con mentalidad mundana y a entregarle nuestro 100% a Dios para así cumplir con la misión que nos encarga el Papa: caminar con el pueblo, darle la bienvenida y servirlo orgullosos de ser cristianos católicos que construyen una Iglesia creíble, transparente y con el corazón encendido.

Ese día también participó el Padre Reynaldo Hegerty, sacerdote de la Sociedad de San Columbano, quien hizo una reseña histórica de la Iglesia de Lima Norte antes de convertirse en Diócesis de Carabayllo.

El miércoles 19 estuvo reservado para su Excelencia Monseñor Carlos Castillo Mattasoglio quien hizo un recorrido histórico, espiritual y sociológico de la situación de la Iglesia peruana con su exposición titulada “Rol de la Iglesia en el camino del bicentenario – ejemplos de la Iglesia en Carabayllo”. A lo largo de su mensaje, el Arzobispo de Lima exhortó a inventar una nueva forma de vivir como pueblo de Dios, donde quepamos todos, donde se respete a todos y a todo. “Tenemos una tarea eclesial que solo se puede comprender y vivir con la anchura del Espíritu Santo”, finalizó.

Monseñor José Ríos tuvo bajo su responsabilidad la exposición del jueves 20 con el tema “Laicos, vocación de servicio al bien común”, y con ella nos instó a abandonar el clericalismo en el que se han sumido muchos y empezar a trabajar bajo el manto de la sinodalidad: tomar decisiones con la participación de todos para el servicio de todos. Invitó a vivir nuestra misión como laicos a través de lo que llama el Papa como la pedagogía del encuentro.

El viernes como es tradición, Monseñor Lino Panizza, OFM Cap., Obispo de Carabayllo concelebró la Santa Eucaristía en Acción de Gracias. La homilía estuvo a cargo del padre Giampiero Gambaro quien ahondó en tres mensajes del evangelio del día.

El primero hablaba sobre una condición esencial para ser cristiano: “solo los pobres esperan” entendiendo la pobreza como un estado donde todavía no se tiene lo que se quiere y que en nuestros corazones debe ser el deseo más perfecto y profundo de ser felices en y con Jesucristo. Los otros dos mensajes, recordó el presbítero, hablan del servicio y su más alta recompensa: “tú eres lo que das” y “solo se tiene lo que compartimos con los demás”, que resumen esa actitud de salir y ver a Cristo en el prójimo.

Para terminar la XXIV Semana Pastoral Monseñor Lino hizo entrega del Plan Pastoral y del Cronograma Anual de Trabajo a cada parroquia de la Diócesis.

A lo largo de la semana se contó con la participación de varios coros parroquiales para la animación de la actividad para vivir una fiesta de comunión y participación. También se presentaron grupos de baile de la Red de Colegios de la Diócesis y de la Pastoral Juvenil Diocesana que ofrecieron bellos espectáculos dancísticos para recordarnos la riqueza cultural que tiene Perú y que debemos conservar.

Finalmente, no podemos dejar de mencionar la participación de los líderes misioneros de la Diócesis y de los Movimientos tales como Juan XXIII, Renovación Carismática Católica y Cursillos de Cristiandad quienes hicieron posible todo el desarrollo de esta semana de formación y reflexión.

Lema del año: Recuerda con gratitud el pasado, vive con pasión el presente y ábrete con confianza al futuro.
separador-diocesis-carabayllo.png

Obispo: Lino Mario Panizza Richero, OMF Cap.
Jr. Mercurio 7598 Urb. Sol de Oro. Lima 39 - Perú
Telf: (51-1)208-6900 / (51-1)208-69-01

SOLIDARIDAD DIOCESANA